Box

García-Alix, Alberto
Editorial: La Fabrica
Encuadernación: Hardcover
Idioma: English
Páginas: 296
Medidas: 27.80 x 28.50 cm

La obra de Alberto García-Alix se conecta principalmente con la idea de experiencia, de libertad, de vivir fuera de lo establecido. En el mundo García-Alix se puede encontrar un inventario de su gente y de su tiempo, un álbum de la generación del artista y de sus contradicciones.\n\nUno de los títulos que forman parte de esta edición, García-Alix. Fotografías, recoge un largo período de su trayectoria. Las imágenes de sus inicios, entre 1975 y 1982, realizadas en 35 milímetros. Los años ochenta, período de madurez, en los que se consolida la composición de sus encuadres. Los noventa, que evidencian la orientación del artista por una mirada cada vez más profunda y cruda de la naturaleza humana y su realidad.\n\nGarcía-Alix. Fotografías es la segunda edición actualizada del libro que se publicó en el marco de su retrospectiva en PHotoEspaña 2001, en la que se incluyen los textos de los comisarios Mireia Sentís y José Luis Gallero. La obra reúne un centenar y medio de fotografías en blanco y negro, material documental, cronología y bibliografía, y una serie de textos escritos por especialistas, escritores y críticos sobre García-Alix y su imaginario.\n\nEl libro se complementa con diversos puntos de vista: el de Ana Curra, su idílica modelo, los de críticos y escritores como Gonzalo García Pino, Borja Casani, Emilio Sola y Ray Loriga, y el del propio artista.\n\nEl segundo título que forma parte de esta edición es García-Alix. Llorando a aquélla que creyó amarme, compuesto por más de ochenta fotografías. Aquí el artista evoca a la mujer, que en sus palabras es «esencia, motor y trasfondo» de estas imágenes, realizadas en los años ochenta, noventa y a principios del 2000. Además, entre todas ellas, amigas, amantes, cómplices, el artista ha colocado el autorretrato Mi lado femenino.\n\nEn la introducción García-Alix dice que «el oficio del fotógrafo consiste no sólo en mostrar lo que ve, sino en convertirlo en verídico y emocionante… aportarle un aliento. Por eso hago fotos, porque me siento un fabulador, un cuentista, un aprendiz de poeta… que intuye, a su pesar, que sus fotos son la odisea de una catástrofe».\n\nEn esta obra hay un texto de Lola Garrido en el que dice de García-Alix: «Los hombres que crean con pasión como él, y solamente por placer, para su propio disfrute y durante muchos años, son los que al final poseen una obra más coherente».

Agotado

Sin existencias en este momento. Si desea información sobre el libro, por favor contacte con bookshop@ivorypress.com